Únete Telecomunicaciones, S.A. y Clay Pacific, S.R.L. c. República del Ecuador
(Globalnet)

Debido a múltiples incumplimientos, el Consejo Nacional de Telecomunicaciones resolvió dar por terminado unilateralmente el contrato de concesión de servicios con la compañía Unete Telecomunicaciones y Clay Pacific. (Globalnet), hecho que generó una controversia que culminó con el retiro del reclamo internacional, como resultado del trabajo realizado por la PGE en defensa de los intereses del Estado.

En 2006 el CONATEL suscribió el contrato de concesión con la empresa Globalnet, cuyos accionistas eran las compañías bolivianas Unete Telecomunicaciones SA y Clay Pacific, para la prestación del servicio público de telecomunicaciones a través de telecentros comunitarios polivalentes en áreas rurales y urbano-marginales del Ecuador. Debido a sus recurrentes faltas al contrato el CONATEL resolvió dar por terminado unilateralmente.

El 15 de julio de 2008, Globalnet presentó su notificación de existencia de controversia. El 10 de junio de 2009 se presentó la notificación de arbitraje.

Según las demandantes, la adopción de esta resolución de terminación, constituyó una violación de las obligaciones de Ecuador, las mismas que incluyeron: i) conceder un trato justo y equitativo a las inversiones, ii) conceder plena protección y seguridad a las inversiones, iii) no menoscabar, en modo alguno, mediante la adopción de medidas arbitrarias y discriminatorias, la dirección, la explotación, el mantenimiento, la utilización, el usufructo, la expansión o la enajenación de las inversiones, iv) la prohibición de expropiación y nacionalización.

La defensa del Estado, en manos de la PGE señaló que los reclamos de las Demandantes eran de tipo contractual y no bajo el amparo del Tratado, y aún bajo el supuesto no consentido que las peticiones de las Demandantes pudieran acogerse al TBI suscrito con Bolivia, ellas no pueden ser consideradas como inversionistas ni sus actos como inversiones según el TBI. Adicionalmente han incumplido con todas las obligaciones asumidas por el contrato de concesión.

En febrero de 2011, las Partes acordaron suspender el arbitraje durante un periodo de 30 días, y fue consecutivamente renovada hasta el año 2013 en que se llegó a un acuerdo y la compañía retiró sus reclamos. El proceso terminó el 12 de julio de 2013, con un acuerdo que consistió en el retiro de los reclamos del arbitraje internacional.

Paralelo al acuerdo establecido en la Corte Internacional, al que llegaron Ecuador y Globalnet, ese mismo año, el 7 de octubre de 2011 y mediante sentencia de la Primera Sala del Tribunal Distrital No. 1 de lo Contencioso Administrativo que conoció la demanda planteada por la Secretaría Nacional de Telecomunicaciones SENATEL, en contra del consocio boliviano Globalnet, declaró legal y legí­tima la resolución de terminación unilateral del contrato de concesión y condenó a la empresa al pago de USD 17´ 182. 753, 40 por concepto de daños y perjuicios.